Barguil propone un equilibrio de recursos entre universidades privadas y públicas en ‘Ser pilo paga’

17 de noviembre de 2017 – Dada la importancia en el país del programa ‘Ser pilo paga’, el representante David Barguil solicitó a la ministra Yaneth Giha hacerle unas modificaciones con el objetivo de lograr un punto de equilibrio, en materia de recursos, entre las universidades públicas y privadas que reciben a los jóvenes beneficiarios. Con ello, se pone de manifiesto la necesidad de redefinir la metodología para calcular el monto de los recursos que reciben las universidades públicas por cada estudiante del programa. 

La propuesta de Barguil consiste en que estas instituciones reciban el promedio del costo de las matrículas pagadas en las universidades privadas, teniendo en cuenta los siguientes criterios: 

En el caso de que un estudiante elija una universidad de su mismo departamento el programa destinará el 80% del valor de la matrícula a la Universidad y el 20% al alumno para sus gastos de manutención. Mientras tanto, si un joven elige un departamento distinto al suyo, el programa destinará el 60% de la matrícula a la universidad y el 40% al estudiante.

“De esa manera, logramos que haya equilibrio entre lo que el Estado le reconoce a una universidad privada por un estudiante pilo y lo que le reconoce a un estudiante, también pilo, por ir a una universidad pública. Por ejemplo, un muchacho que de Cereté, Córdoba, quiera irse a estudiar a una institución pública en Bogotá o Medellín, recibirá el 40% de la matrícula para sus gastos en pasajes o comida. Estos incentivos generan que más jóvenes quieran matricularse en las universidades públicas”, explicó el congresista.

Para Barguil, este programa ha sido de gran importancia en la formación de aproximadamente 40 mil estudiantes; por tal motivo este cambio se hace necesario para compensar el esfuerzo realizado desde las instituciones educativas estatales de recibir a los estudiantes más pilos del país.