CARTA ABIERTA A LOS PROFESORES, PRESIDENTE SANTOS Y ALCALDE PEÑALOSA

Dado que se cumple más de un mes desde que los docentes iniciaron sus protestas legítimas al Gobierno Nacional y que hasta el momento no se han logrado acuerdos definitivos, veo necesario llamar la atención del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, de los profesores de Colombia, y del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. 

Presidente Santos, no se trata simplemente de aumentar el salario. Los profesores lo han expresado y, como hijo de una maestra que ha padecido las batallas de los profesores colombianos, entiendo que sus peticiones van mucho más allá, como por ejemplo una mayor inversión en los programas de educación y facilidades para prepararse mejor. 

Por esta razón, le solicitamos al mandatario de los colombianos que respalde nuestro proyecto de acto legislativo con el que se busca garantizar que el 20% de los recursos del Fondo de ciencia, tecnología e innovación del Sistema General de Regalías se destine a la financiación del mejoramiento de la calidad y formación docente. Por medio de esta iniciativa se contribuiría enormemente a formar a nuestros profesores a través de becas e incentivos para que los más jóvenes estudien licenciaturas y los más avanzados adelanten estudios de especialización, maestría o doctorado. 

Apreciados profesores, conocemos sus batallas por dignificar su profesión y las respaldamos. Les solicitamos que incluyan dentro de su pliego de peticiones el proyecto de acto legislativo anteriormente expuesto. El año pasado tuvimos la oportunidad de socializarlo con algunos de los líderes de Fecode y mostraron interés en que avanzara en el Congreso de la República. 

Entendemos que el país avanzará hacia el camino correcto cuando la docencia sea una alternativa laboral digna, bien remunerada, que atraiga a los mejores profesionales del territorio nacional y les permita seguir formándose para actualizarse en un mundo que avanza vertiginosamente. 

Señor alcalde Peñalosa, rechazamos el uso del ESMAD contra los docentes que protestaban pacíficamente y con justas causas. Es inadmisible que a personas a las que se les han vulnerado sus derechos laborales ahora también se les ataque en su dignidad. Exigimos respeto hacia los profesores que han entregado sus vidas enteras por todos nosotros. 

Ante un momento como el actual, debemos ser propositivos.  Por eso pedimos respaldo al proyecto en el que estamos trabajando desde hace más de un año.  Hay que buscar nuevas fuentes de financiación en medio de la estrechez fiscal para atender a los docentes. Démosles la posición que tienen en la sociedad y no olvidemos que la educación es la única forma que tenemos de transformar realmente este país. 

 

Atentamente,

 

David Alejandro Barguil Assis

 

Representante a la Cámara